TEMAS CONSULARES
PRENSA
16.01.2008. Más víctimas inocentes por bombas racimo
En la localidad Alsultaniya velaron el cuerpo del niño Ali Qadouh, de 6 años, en un clima de furia y dolor. El niño falleció, cerca de la casa de sus padres, a raíz de la explosión de una bomba racimo, que permanecía en este lugar desde la agresión israelí de julio del 2006. En el velorio del niño, los presentes manifestaron su cólera en medio del llanto y los gritos condenando al enemigo.

El padre del niño, Hussein, puso el peso de este crimen en la comunidad internacional y en las organizaciones humanitarias, puesto que, este tipo de bombas que están prohibidas mundialmente, aniquila los civiles sean niños, mujeres o ancianos. Por lo tanto hay que despertar la conciencia de los ciudadanos del mundo para condenar y repudiar este tipo de crímenes.

Tres días después, el ciudadano, Abdulah Mohamed Hassan Fouani de 40 años, perdió la vida a raíz de la explosión de otra bomba racimo mientras estaba trabajando en su campo ubicado en la zona de Sarba, en las cercanías de Kunin. Las heridas se concentraron en la cabeza, las manos y una de las piernas. Fouani fue velado en medio de una gran desesperación y un luto generalizado. Cabe mencionar que, el ciudadano Fouani, era el único sostén de su familia constituida de cinco miembros.

Finalmente, es importante recordar que Israel arrojó más de dos millones de bombas racimo durante la agresión de julio 2006 lo que causa, en forma permanente, la caída de víctimas inocentes.

LINKS ASOCIADOS
EL LIBANO
CONSULADOS
EMBAJADAS EN EL MUNDO
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion