TEMAS CONSULARES
PRENSA
PAIS
Historia
El Líbano, heredero de Fenicia y crisol histórico de comunidades cristianas y musulmanas, fue ocupado por el Imperio Otomano en el siglo XVI. Tras la derrota turca en la Primera Guerra Mundial, el protectorado de Francia se prolongó hasta 1943, año en que el país se constituyó como Estado (si bien proclamó su independencia el 26 de noviembre de 1941, ésta no fue reconocida hasta dos años más tarde).

El Líbano era hasta los años 70 el centro financiero de Oriente Próximo, que le valió el sobrenombre de «la Suiza de Oriente Próximo». Esta opulencia monetaria fue rota por el terrible enfrentamiento civil entre libaneses.(1975–1980), que destruyó un equilibrio político ejemplar. Las luchas internas y los conflictos con Israel —que invadió el país en 1982 — aún perduran.

En 1982 Israel invadió el sur de Líbano para expulsar las guerrillas de la Organización para la Liberación de Palestina, OLP, dirigidas por Yaser Arafat. En mayo de 1983, Israel y Líbano alcanzaron un acuerdo para retirar las tropas israelíes. Sin embargo, el tratado de paz no llegó a ser ratificado y, en marzo de 1984, bajo presión siria, Líbano canceló el acuerdo. No obstante, Israel inició su repliegue unilateral y progresivo en 1985, dejando la llamada "zona de seguridad" (unos 850 kilómetros cuadrados) en manos del cristiano-libanés (y pro-israelí) Ejército del Sur del Líbano, con una presencia menor de tropas del Tsahal, con el objeto de impedir las incursiones fronterizas y los ataques de la guerrilla chií Hezbolá. Finalmente, en mayo de 2000, Israel retiró todas sus tropas del sur del Líbano por debajo de la frontera internacional, en cumplimiento de la resolución 425 del Consejo de Seguridad de la ONU.

A principios del año 2005, tras el asesinato del primer ministro libanés, Rafik Hariri, se desencadenó un amplísimo movimiento cívico de protesta conocido como la revolución del cedro, que exigió la celebración de elecciones libres y la inmediata retirada de la presencia militar siria, que mantenía 14.000 efectivos militares en suelo libanés. En abril de 2005, las manifestaciones lograron la retirada completa de las tropas sirias y de sus agentes de inteligencia, con la oposición de Hezbolá.

El gobierno libanés no logró hacer cumplir la resolución 1559 de Consejo de Seguridad de la ONU que obligaba a desarmar a las milicias armadas libanesas y tomar el control de su frontera sur, controlada por Hezbolá para proteger la frontera con Israel. En julio de 2006, tras una incursión fronteriza de Hezbolá que se saldó con la muerte de ocho soldados israelíes y la captura de dos, se produce la crisis israelo-libanesa de 2006 con el bombardeo de gran parte de la infraestructura del país y una implacable respuesta armada de Hezbolá sobre las ciudades del norte de Israel. Citando datos del gobierno libanés, el día 6 de agosto, ACNUR informó de que 550.000 desplazados han sido acogidos por familias, 130.000 se encuentran en refugios improvisados, y cerca de 200.000 han cruzado la frontera con Siria. [1] También impera una grave crisis económica. En agosto una resolución de la ONU decide incrementar la fuerza multinacional FINUL y se llega a un acuerdo de cese de violencia con la economía e infraestructuras destruidas y unos 1271 muertos libaneses.
Geografía
1El Líbano es un Estado de Oriente Próximo, situado junto al Mar Mediterráneo, que baña sus costas occidentales. Al norte y al este, el Líbano da paso a las tierras semidesérticas de Siria, y al sur la estrecha frontera del país se encuentra con los límites de Israel.

Básicamente el relieve libanés, bastante montañoso, puede dividirse en cuatro grandes unidades estructurales, que se suceden de oeste a este; primero, una franja costera bastante estrecha, donde se asientan los núcleos de población principales; segundo, la Cordillera del Líbano, una masa caliza con altitud máxima superior a los 3.000 m; en tercer lugar, la depresión sinclinal de la Bekaa; y finalmente, la Cordillera del Antilíbano, que constituye el límite natural con Siria. En la franja costera se escalonan una serie de terrazas formadas en el pleistoceno que se elevan hasta 100 metros sobre el nivel del mar. La cordillera del Líbano, más elevada en el norte que en el sur, alcanza su altitud máxima, y la de todo el país, en el Kurnat as-Sauda (3.088 m). El Antilíbano, más al este, se levanta hasta los 2.814 m. en su prolongación meridional. En ambas cordilleras predominan las calizas mesozoicas del Jurásico y del Cretácico), ya que formaban un sistema único que fue dividido en dos por el proceso de formación del Valle del Gran Rift. La parte hundida corresponde a la depresión de la Bekaa, y se extiende entre los 800 y 1.200 m de altitud.
Gobierno y Política
1La República Libanesa se gobierna según la Constitución de 1926, reformada con posterioridad y revisada en profundidad en 1990. Según la Constitución, la Asamblea de Representantes (Majlis al-Nuwab) es el cuerpo legislativo y es elegida por periodos quinquenales por el pueblo libanés mediante sufragio universal. La Asamblea de Representantes es multirreligiosa.

El poder ejecutivo recae sobre el Presidente de la República Libanesa, el cual nombra para tal función al Primer Ministro y al resto de miembros del Gabinete, el cual es quien ejerce dicha función, reservándose el Presidente de la República amplias competencias.

Por ley, el cargo de Presidente de la República debe ser ocupado siempre por un cristiano, el de Primer Ministro por un suníh y el de Presidente del Senado por un chiíta, con el fin de que ninguna minoría del país pueda quedar discriminada por el gobierno.

El símbolo del país es el cedro, cuyos bosques cubrían todo el Líbano en la Antigüedad y cuya madera era uno de los principales productos de exportación ya en tiempos de los fenicios. Preside de forma solitaria tanto la bandera como el escudo nacional.
Clima
El clima del Líbano esta influido por dos factores: el relieve y la proximidad o lejanía del mar. Se distinguen, por tanto, un clima costero, bastante húmedo y templado, de caracteres netamente mediterráneos, uno de montaña y uno árido y seco, más al este. En Beirut, la pluviosidad anual oscila entre 800 y 900 mm, y los promedios de temperatura de enero y agosto son de 14,4 °C y 25,6 °C, respectivamente, y en la vertiente oeste de la Cordillera del Líbano se alcanzan los 2.000 mm anuales. La fosa sinclinal es mucho más seca, con menos de 400 mm de lluvias al año.
LINKS ASOCIADOS
EL LIBANO
CONSULADOS
EMBAJADAS EN EL MUNDO
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion
Acceder al Link de Informacion